¿Es obligatorio raparse la cabeza antes de un injerto capilar?


A la hora de recurrir a un injerto capilar, nos planteamos la siguiente cuestión: ¿es necesario rasurarse la cabeza? Muchas veces, a los pacientes les preocupa el gran cambio en su imagen que conlleva esa decisión o simplemente no quieren recurrir a raparse el cabello. En realidad, todo depende de la técnica utilizada para la extracción de los folículos, así como de las circunstancias personales de cada paciente. Por ello, desde Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos, les vamos a aconsejar sobre los métodos con los cuales no es obligatorio hacerlo.

Cierto es que el rapado del cabello proporciona al médico la longitud perfecta del pelo para realizar los implantes con éxito. En Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos utilizamos la técnica FUE de extracción de unidades foliculares (Follicular Unit Extraction), un procedimiento de injerto capilar consistente en la extracción de pequeños grupos de uno, dos, tres o cuatro pelos (dependiendo de la genética de cada paciente) que, junto con sus glándulas, músculos, vasos sanguíneos y demás componentes del capilar, son trasplantadas en las zonas a repoblar del paciente.

¿Alopecia femenina? Injerto capilar sin rapar con FUE Patchy en Madrid

Alopecia femenina: injerto capilar sin rapar con FUE Patchy

Sin embargo, cuando el pelo tiene una longitud media o larga, el cambio físico provocado por cortar el pelo muy corto es muy drástico, sobre todo cuando el paciente es una mujer. En estos casos, existe la técnica llamada FUE Patchy de injerto capilar sin rapar. Se trata de una variante del trasplante de unidades foliculares FUE, con la cual el paciente no es sometido a un rapado del área donante. Así, lo que consiguen es camuflar la cirugía de injerto capilar o mantener su pelo original en su máxima extensión posible. Esta técnica es muy solicitada, sobre todo entre las mujeres de media y larga melena, pero también entre algunos hombres, para los que también es importante mantener su largo original.

La alternativa: Body Hair Transplant (BHT) o trasplante de pelo corporal

Otra opción es recurrir a la técnica de Body Hair Transplant (BHT) o trasplante de pelo corporal; este método consiste en la extracción de unidades foliculares de otras partes del cuerpo del paciente para trasplantar en las zonas a repoblar. En este proceso, los folículos se pueden obtener de la barba, el pecho o las piernas. Varios días antes de la intervención, recomendamos rasurar la zona de donde se obtendrán los folículos pilosos, para seleccionar aquellos que estén en fase de crecimiento y no de caída. Se rapará esa parte pero no la cabeza, por lo que el cambio físico tan temido no se produce. No obstante, esta técnica sólo sirve siempre y cuando el paciente cuente con un alto grado de alopecia en el área occipital y no sea candidato a un microinjerto capilar con la técnica FUE, al tener escasez de cabello en la zona donante.

El rasurado del pelo no siempre es necesario a la hora de iniciar un tratamiento de injerto capilar, y en nuestra clínica procuramos adaptarnos, en la medida de lo posible, a las necesidades y exigencias de cada paciente.

Clínica Injerto Capilar, injerto capilar sin rasurar el pelo en Madrid

La Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos es una institución médica que ofrece a sus pacientes las mejores soluciones estéticas en injerto capilar y el tratamiento de la patología del cabello en su centro especializado de Madrid. La clínica, fundada por el doctor Antonio Burgos, persigue la excelencia del sentimiento estético como vehículo de transmisión de sensaciones y experiencias, como búsqueda interna y externa del bienestar y de la armonía de los pacientes.

Información útil para el paciente

¿Es obligatorio raparse la cabeza antes de un injerto capilar?
5 (100%) 5 votos