Injerto capilar en las cejas: una solución definitiva


Las cejas dotan al rostro de una identidad única. Éstas enmarcan la mirada y otorgan un aspecto muy personal. Sin embargo, en algunos casos, este vello facial tiende a caerse, lo que genera un malestar sobre la estética en algunas personas.

Las causas de la caída del pelo en las cejas son varias:

  • Golpes o quemaduras
  • Tricotilomanía (trastorno en el que la persona se arranca el pelo de manera compulsiva)
  • Envejecimiento
  • Trastornos depresivos
  • Infecciones de la piel
  • Tipos de alopecia como la areata
  • Tratamientos oncológicos

En Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos hemos desarrollado la solución definitiva para este problema: el trasplante capilar en las cejas. Aunque se trata de una técnica relativamente nueva, esta intervención de carácter menor alcanza cada día más popularidad debido a los resultados duraderos que ofrece. Esta cirugía, que sigue las mismas etapas que el injerto realizado mediante la técnica FUE (Follicular Unit Extraction), necesita de un correcto diagnóstico para que el paciente pueda someterse a ella.

Clínica Injerto Capilar Madrid

Especialistas en injerto capilar, técnica FUE, tratamientos del cabello, patología y trasplante de pelo

En primer lugar, el profesional experto en tricología hará un diseño previo de cómo quedaría el paciente tras la intervención. Con ello, se trata de buscar su conformidad y aproximarse lo máximo posible a la imagen deseada. Una vez realizado el boceto, comienza el trasplante. En él se utiliza anestesia local para evitar dolores y molestias al paciente. La zona donante de los folículos para el injerto capilar en las cejas suele ser la parte posterior de la cabeza, ya que es la que tiene un cabello lo más parecido posible al de la zona receptora. En este proceso, se pueden utilizar de 200 a 500 microinjertos capilares por cada ceja.

Respecto a la duración habitual de la intervención, ésta suele ser de un día, en el que el mismo paciente puede irse a casa. Tras finalizar toda la operación, es necesario establecer una dinámica de cuidados posteriores, como son los lavados de la zona para evitar la formación de costras. Además, es conveniente que el paciente porte gafas de sol, al menos de 5 a 7 días posteriores a la cirugía para asegurar la protección de la zona injertada.

Una preocupación habitual de los pacientes que se han sometido a un injerto capilar en las cejas es que los  cabellos tienden a caerse en los próximos días, pero no hay motivos para alarmarse: se trata de un proceso natural para que el pelo pueda regenerarse y crecer en la nueva área receptora. El trasplante de cejas, realizado por profesionales expertos, asegura la durabilidad y la satisfacción total de los pacientes. ¡Pide cita e infórmate con nosotros!

Información útil para el paciente

Injerto capilar en las cejas: una solución definitiva
5 (100%) 3 votos