¿Es posible reparar un injerto capilar?


La cirugía capilar ha avanzado mucho en tan solo unos pocos años. Las técnicas que se utilizaban entonces no son las mismas que las de ahora y, por tanto, los resultados tampoco. O puede ser que en la primera operación no se empleara el método más adecuado, el caso es que hay ocasiones en las que el paciente recurre de nuevo a un especialista para corregir su injerto capilar, con el fin de mejorar su apariencia.

¿Se puede corregir un injerto capilar?

La reparación de un injerto de cabello es una intervención apenas invasiva para la persona que se realiza el trasplante de pelo, aunque requiere más complejidad y exigencia para el cirujano. Por un lado, para corregir los malos resultados del injerto anterior y, por otro, para conseguir que, al final, el paciente quede más satisfecho que con la primera cirugía.

La principal razón por las que una persona decide volverse a someter a un trasplante capilar es, en primer lugar, porque no está contento con los resultados anteriores. Esto puede darse porque desean obtener un resultado y aspecto más natural, dado que con la anterior operación le dejaran una apariencia más artificial o que el procedimiento utilizado se haya quedado obsoleto con el paso de los años. Los problemas estéticos más comunes que suelen darse son injertos muy grandes o el famoso efecto de ‘pelo de muñeca’. Otros de los motivos pueden ser la mala elección del ángulo de salida del cabello trasplantado o una incorrecta colocación de la primera línea, ya sea muy alta o baja.

Problemas estéticos más comunes de un mal implante capilar

Los problemas de estética del injerto capilar más frecuentes son: injertos muy grandes, mal alineados y con un incorrecto ángulo de salida, o el conocido como efecto de ‘pelo de muñeca’; además, la salud capilar influye en el estado de ánimo y la autoestima.

A veces, la repetición de un trasplante se realiza con el fin de disimular las cicatrices producidas por técnicas de injerto capilar como la de la tira, que generaban una gran marca en la parte posterior de la cabeza. En estos casos, el médico será el encargado de estudiar la zona para valorar si dicho tejido puede someterse a una nueva intervención, puesto que es habitual que este tipo de cicatrices posean un bajo aporte de riego sanguíneo, lo que puede hacer disminuir el grado de supervivencia de los folículos trasplantados.

Disimular cicatrices: injerto capilar FUE y micropigmentación capilar

De esta forma, si la cirugía es viable, uno de los mejores métodos que se ponen en práctica en la Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos es la técnica FUE de injerto de pelo, un procedimiento de alta calidad para ayudar a ocultar esas cicatrices. Aunque no es el único, ya que la micropigmentación capilar podría ser otra forma de disimularlas, sobre todo en los casos en los que la operación no sea posible. Con ella, se pigmenta la marca de la cabeza, imitando el cabello en crecimiento.

Cualquiera de estos problemas estéticos tiene fácil solución. No obstante, lo mejor es acudir a un equipo médico especializado, que evaluará a cada uno de los pacientes, ofreciendo un tratamiento personalizado y acorde al problema capilar.

Clínica Injerto Capilar Madrid

Médico especialista en injerto capilar en Madrid

Si se encuentra buscando clínica para realizarse un injerto de cabello o algún otro tratamiento, los especialistas de la Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos, dirigidos por el doctor Antonio Burgos, podrán resolver cualquier duda, estudiando cada caso personal para ofrecer la mejor solución a cada problema capilar.

Acepto las condiciones

Información útil para el paciente

¿Es posible reparar un injerto capilar?
5 (100%) 2 votos