Champús anticaída ¿mito o realidad en la caída del pelo?


La mitad de los varones sufren alopecia androgénica, el tipo más habitual entre los más de cien tipos que existen de calvicie. Para detener la caída del cabello,en muchas ocasiones, los hombres se tratan con champús, ampollas o lociones anticaída que aseguran un elevado porcentaje de éxito, pero ¿hasta qué punto son fiables este tipo de tratamientos para la pérdida del cabello?

La eficacia de los champús anticaída no está probada puesto que este tipo de productos (ampollas, lociones o champús) no pueden penetrar lo suficiente en la raíz folicular, lugar desde el que comienza a crecer el pelo, a unos tres o cuatro milímetros por debajo del cuero cabelludo. Y es que, la alopecia adrogénica es un tipo de calvicie de origen genético que los varones heredan de padres a hijos y que se caracteriza por una especial sensibilidad del pelo de la cabeza a las hormonas masculinas. Con el paso del tiempo, los folículos capilares de los hombres sufren una progresiva miniaturización que debilita el pelo y propicia que los cabellos perdidos no sean remplazados por pelo nuevo. Es, por tanto, en la raíz folicular donde que hay que actuar para fortalecer el pelo y prevenir la caída del cabello.

¿Existe algún tratamiento para la alopecia?

La mayor parte de los hombres se ven afectados por la pérdida de cabello, razón por la cual no paran de surgir supuestos productos milagrosos anticaída: en España, un 30% de los varones con treinta años sufre alopecia; un 40% de los hombres de cuarenta años y, así, sucesivamente. Los profesionales sanitarios afirman que, para encontrar un tratamiento adecuado, es necesario estudiar el caso concreto de cada paciente de cara a diagnosticar el tipo de alopecia y elaborar un plan de acción.

No obstante los únicos tratamientos eficaces para prevenir la pérdida de cabello son el trasplante capilar y los medicamentos. El tratamiento médico (farmacológico) de la alopecia con finasteride, minoxidil o la bioestimulación con plasma rico en plaquetas (PRP) sí ha demostrado su eficacia acelerando la regeneración del pelo, ralentizando su pérdida y fortaleciendo los cabellos miniaturizados, aunque siempre debe estar aconsejado y seguido por un médico. Por su parte, el injerto capilar consiste en tomar cabello de zonas laterales o traseras de la cabeza y trasplantarlo a las zonas menos pobladas.

Los champús anticaída no detienen la alopecia | Clínica Injerto Capilar Madrid.

¿Lavarse el pelo todos los días influye en la caída del cabello?

Un hábito asociado a la pérdida del cabello es el uso de un champú a diario. Ningún experto avala esta afirmación, de hecho, los dermatólogos suelen posicionarse a la contra: si en el pelo hay grasa o está sucio, ésta puede ahogar la raíz folicular y estropear el cabello. El número adecuado de veces que hay que lavarlo depende de la persona y básicamente, los médicos aconsejan que se haga cuando esté sucio.

Clínica Injerto Capilar, injerto capilar en Madrid

La Clínica Injerto Capilar Doctor Antonio Burgos es una institución médica que ofrece a sus pacientes las mejores soluciones estéticas en injerto capilar y el tratamiento de la patología del cabello en su centro especializado de Madrid. La clínica, fundada por el doctor Antonio Burgos, persigue la excelencia del sentimiento estético como vehículo de transmisión de sensaciones y experiencias, como búsqueda interna y externa del bienestar y de la armonía de los pacientes.

Información útil para el paciente

Champús anticaída ¿mito o realidad en la caída del pelo?
4.7 (93.33%) 6 votos